Machu Picchu Trekking de Montaña

machu picchu trekking de montaña  en Peru

Machu Picchu Trekking de Montaña se realiza en el Perú donde es un verdadero paraíso para los caminantes de aventura en sus viajes. Prácticamente la totalidad de la sierra andina, incluyendo valles, mesetas y cordilleras, alberga circuitos de trekking con mayor o menor grado de dificultad. Sin embargo, sólo algunos de ellos han sido «descubiertos» como rutas de trekking comerciales o alternativos a machu picchu siendo el camino inca clasico, inka jungle trail, salkantay trek, lares trek, choquequirao trek, vilcabamba a machupicchu. El resto permanece inexplorado en espera de todo aquel que desee recorrer los mágicos caminos incas de los Andes peruanos, con su extra-ordinaria red de senderos precolombinos y sus más de 12 000 lagunas, con los cañones más profundos de la Tierra (cañon del colca en Arequipa), glaciares y picos nevados, bosques y cascadas, hermosos poblados (valle sagrado de los incas) y, sobre todo, la gente más hospitalaria que se pueda imaginar con sus costumbres ancestrales.

Los hay tan empinados que se pierden en abismos que quitan el aliento; zigzagueantes como serpientes gigantescas que se desplazan por las cordilleras; planos y tan largos que parecen perderse en la inmensidad del desierto; ocultos e imperceptibles entre la espesa vegetación de los bosques amazónicos.

Los caminos del Perú ofrecen un sin número deposibilidades y, por supuesto, más de una combinación ideal para caminantes de todos los niveles de exigencia y experiencia.

Camino Inca a Machu Picchu – Perú Inca Trail

Parte de los más de 23 000 km de caminos construidos por los Incas en Sudamérica, es la ruta de trekking más concurrida del Perú trekking del camino inca a machu picchu toursy quizás una de las más espectaculares de América. Cada año, aproximadamente 25 000 caminantes de todo el mundo recorren los extraordinarios 43 km de esta ruta empedrada, construida por los Incas para avanzar hasta la inexpugnable ciudadela de Machu Picchu, en lo profundo de la selva de montaña cusqueña.

El recorrido se inicia en la localidad de Qorihuayrachina, a la altura del kilómetro 88 de la vía férrea Cusco-Quillabamba, y toma entre tres y cuatro días de ardua caminata. Durante la ruta, que atraviesa una impresionante gradiente altitudinal –con climas y ecosistemas tan diferentes como la puna altoandina y los bosques de neblina– se deben superar dos abras o pasos a gran altura (el mayor de ellos, Warmiwañuska, a 4 200 msnm) para concluir finalmente con un mágico ingreso a Machu Picchu a través del Inti Punku o Puerta del Inca. Uno de los principales atractivos de la ruta es la red de asentamientos incaicos de granito labrado que se suceden a lo largo del camino (Wiñay Wayna, Phuyupatamarca), inmersos en escenarios naturales de sobrecogedora belleza. Una naturaleza exuberante con centenares de especies de orquíaves multicolores y paisajes de ensueño son el complemento ideal de esta ruta indispensable para los caminantes por el camino inca a machu picchu.

Numerosas empresas de turismo venden paquetes completos para esta ruta del camino inca a machu picchu (incluyendo alimentos, equipo de campamento y porteadores). Para quienes deseen organizar el viaje por cuenta propia, existen porteadores en las comunidades de Chillca y Wayllabamba que cobran precios módicos por ayudar con el equipaje. Es necesario llevar agua potable y alimentos, además de equipo completo de camping. La administración de Machu Picchu cobra US$ 50 a mas por persona por concepto de mantenimiento del camino inca a machu picchu (boleto que ya incluye el derecho de ingreso en el santuario). Existen servicios higiénicos y un refugio para visitantes en WiñayWayna, lugar donde se yergue una de las andenerías más espectaculares del Perú.

Cordillera Blanca «Un gran mar de montañas», «el Chamonix andino», son algunos de los comentarios de los montañistas que visitan este lugar. Ubicada a 410 km al noreste de Lima (5-6 horas en auto y 7-8 en ómnibus), la Cordillera Blanca constituye la cadena montañosa tropical más alta del mundo. Se extiende a lo largo de 180 km en dirección nortesur y divide las vertientes occidental y oriental de los Andes. De fácil acceso a través de una carretera asfaltada que parte de Pativilca (210 km al norte de Lima) y que conduce al escénico Callejón de Huaylas, la Cordillera Blanca recibe cada año a miles de montañistas en busca de conquistar sus hermosas cumbres o recorrer sus espectaculares paisajes. Prácticamente la totalidad de la cordillera se encuentra protegida por el Parque Nacional Huascarán, un paraíso de cumbres nevadas, 663 glaciares, 269 lagos esmeralda y 41 ríos, además de 33 sitios arqueológicos. La flora y fauna silvestre constituyen un atractivo adicional a los recorridos por estas montañas: cerca de 800 especies de plantas con flores, entre las que destacan la puya Raimondi, añosos bosques de queñual y cactus que sólo se encuentran en esta cordillera; cóndores andinos, vicuñas, pumas, tarucas o ciervos andinos, y más de un centenar de especies de aves (aves en machupicchu, inka jungle trail a machupicchu, salkantay trekking a machupicchu).

La Cordillera Blanca cuenta con infinidad de circuitos de trekking; sin embargo, algunos de ellos gozan de gran fama mundial: la ruta de la quebrada Santa Cruz es, quizás, la más popular de todas. Se inicia en la localidad de Cashapampa y termina en la quebrada Llanganuco, al borde de sus hermosas lagunas color esmeralda, en un recorrido que suele tomar entre cuatro y seis días. Otros circuitos concurridos son: la vuelta al Alpamayo, un espectacular periplo entre las cumbres nevadas que toma 12 días; quebrada de los Cedros, camino que permite observar las montañas del sector norte del Parque Huascarán en un recorrido de cuatro días; Llanganuco-Portachuelo, sencilla y de corta duración (un día y medio); y quebrada Quilcayhuanca, de suave pendiente y dos días de duración.

Llama Trek Olleros Chavín – Perú Inca Trail

Una interesante y novedosa manera de hacer trekking. El Llama Trek forma parte del proyecto «Llama 2 000», una singular iniciativa emprendida por un grupo de campesinos del Callejón de Huaylas y la Asociación de Auxiliares de Montaña del sector Olleros Chavín, dirigida a promocionar el ecoturismo en Ancash a través del rescate de sus costumbres tradicionales. La llama y la alpaca, animales de carga indesligables de los Andes peruanos, son la clave para cautivar la atención de los caminantes a través de un recorrido por algunos de los más espectaculares senderos

de la Cordillera Blanca y el Parque Nacional Huascarán.

La ruta se inicia en la pintoresca localidad de Olleros (30 km al sur de Huaraz), donde las llamas son cargadas con el equipaje necesario para la travesía. A lo largo de los cuatro días de caminata, además de recorrer diversos parajes naturales de gran belleza y apreciar los nevados Shaqsha (5 703), Cashan (5 686) y Tuctupunta (5 343), los viajeros participan de las costumbres y tradiciones de los campesinos de poblados como Shongo (con sus imponentes monolitos sagrados o «huancas») y Nunupata.

La ruta finaliza en el espectacular sitio arqueológico de Chavín de Huántar, importante centro administrativo y ceremonial de la primera cultura precolombina panperuana, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1 985. Con sus decenas de construcciones de piedra pulida, plazas y galerías subterráneas, además de singulares cabezas clavas y estelas grabadas, Chavín constituye parada obligatoria para los visitantes de esta región.

Cordillera Huayhuash – Perú Inca Trail

Ubicada a aproximadamente 50 km al sur de la Cordillera Blanca, 250 km al noreste de Lima, Huayhuash es considerada una de las cadenas montañosas menos conocidas del mundo y, a la vez, una de las más hermosas. Se extiende a lo largo de 30 km con orientación norte sur, y cuenta con un rosario de picos nevados de gran hermosura, entre los que destacan el Yerupajá y docenas de lagunas glaciares de belleza incomparable (Carhuacocha, Jahuacocha, Mitucocha, entre otras). El circuito de trekking que la recorre en su totalidad y abarca casi 165 km en unos 12 días es, a decir de los expertos, uno de los más espectaculares del planeta.

La ruta –único camino que circunda en forma completa la cordillera– se inicia en la localidad de Chiquián (3 400 msnm) y demanda dos días para llegar al corazón de la cordillera. En el trayecto se atraviesa hasta cinco abras o pasos a gran altura, y recorre pintorescos caseríos de agricultores y ganaderos como Llamac, Pocpa, Huayllapa y Pacllón, rodeando la cordillera por el norte, siguiendo luego por su vertiente oriental y completando el circuito por el lado occidental.

Un circuito más corto (45 km) es el que une Chiquián con la laguna Jahuacocha, iniciando el recorrido por los pueblos de Llamac y Pocpa y retornando por Pacllón. Montañas extraordinarias, lagunas de agua cristalina, rebaños de llamas y alpacas, gente hospitalaria y, sobre todo, naturaleza en estado casi inalterado, son los premios para quienes se aventuren a descubrir este singular circuito.

El Valle o Cañon del Colca Arequipa – Perú Inca Trail

El Valle o Cañon del Colca Arequipa - Perú Inca TrailEl ”Valle de las Maravillas”, como lo llamara el escritor peruano Mario Vargas Llosa, abarca una serie de circuitos de trekking de gran belleza y reciente descubrimiento por el turismo de aventura. Ubicado a 150 km al norte de la ciudad de Arequipa por carretera afirmada, comprende una red prácticamente interminable de caminos de herradura que recorren sus montañas uniendo caseríos coloniales de inusitada belleza. Añaden un toque de interés a la ruta la existencia de bellas lagunas, singulares formaciones de piedra erosionada y la presencia de especies de fauna y flora silvestre únicas y abundantes, como el cóndor andino y las vicuñas, los bosques de queñual y rodales de centenarias yaretas. El atractivo más imponente de la ruta son, sin embargo, sus volcanes nevados, algunos de ellos en plena actividad: Hualca Hualca (6 025 msnm), Sabancaya (5 976 msnm) y Ampato (6 288 msnm), entre otros.

El Cañon del Colca fue, desde tiempos inmemoriales, el hogar de las etnias Collagua y Cabana, dos pueblos descendientes de los Pucará del Altiplano y los Quechua del Cusco, que alcanzaron un extraordinario nivel de desarrollo en la ingeniería hidráulica: el espectacular sistema de andenes o terrazas agrícolas que decora las abruptas pendientes del valle es la prueba palpable de la elevada técnica que alcanzaron estos agricultores de excepción.

Una de las rutas de trekking más populares del cañon del Colca es la que une los poblados de Cabanaconde y Tapay, en un circuito que toma entre dos y tres días y permite disfrutar de paisajes impresionantes, poblados de la etnia cabana, como Cosnihua y Malata, y numerosos restos prehispánicos. Tanto en la ciudad de Arequipa como en el propio valle del Colca (poblados de Chivay y Yanque) es posible contratar los servicios de compañías de turismo que ofrecen paquetes organizados de trekking y cabalgatas. En el lugar existen además servicios de hospedaje y restaurantes para todos los gustos y bolsillos.

La Vuelta al Ausangate Trek – Perú Inca Trail

trekking por la montaña del ausangateAusangate trek esta ubicado en el corazón de los Andes orientales, al sur de la ciudad del Cusco, el Ausangate (6 333 msnm) es considerado el principal Apu o divinidad tutelar de los pueblos del sur andino peruano. El acceso a este macizo se hace a través de una carretera asfaltada, tomando la ruta al poblado de Ocongate. La caminata dura entre ocho y doce días y requiere de buen estado físico, en tanto atraviesa pasos o abras a gran altura e implica condiciones de clima diversas.

Existen compañías de trekking y aventura que ofrecen este circuito ausangate trek a machu picchu desde sus sedes en la ciudad del Cusco. Se recomienda contratar los servicios de una agencia experimentada y contar siempre con el apoyo de guías locales. Entre los atractivos de esta ruta, además del espectacular escenario andino que la enmarca, está un conjunto de poblados quechuas que continúan viviendo a la usanza tradicional, desarrollando la agricultura comunal y el pastoreo de camélidos.

La Vuelta al Salkantay Trek – Perú Inca Trail

trekking a la montaña del salkantay trekEl Salkantay trek a machu picchu (6 271 msnm), la «montaña mágica» que se yergue dominando Machu Picchu, en la espectacular Cordillera de Vilcanota, constituye el punto culminante de un circuito de trekking que combina –con una magnificencia pocas veces igualada– la majestuosidad de un escenario natural de gran belleza con el atractivo de los restos prehispánicos más famosos del mundo: Machu Picchu y el Camino Inca clasico, inka jungle trek, choquequirao trek, huchuyqosqo a machupicchu.

La ruta se inicia recorriendo el viejo camino del inca labrado en la roca que conduce a la ciudadela de Machu Picchu y atraviesa un paso cordillerano entre los nevados Salkantay trek y Humantay (5 917 msnm), para continuar por la quebrada del río Aobamba hasta llegar al sitio arqueológico. Desde su recorrido es posible obtener vistas únicas de la mayoría de las montañas más bellas del Cusco: el Wayanay (5 464 msnm), el Palcay (5229 msnm) y el Wakay Willka o Verónica (5 750 msnm), situado al otro lado del valle del río Urubamba. Existen compañías de trekking y aventura que ofrecen este circuito desde sus sedes en la ciudad del Cusco. Se recomienda utilizar guías locales en la ciudad del Cusco.

Trekking fuera de las Montañas de Machu Picchu – Perú Inca Trail

El trekking no sólo se vale de cordilleras o una compleja orografía como escenario. Algunos lugares de la costa peruana combinan la vastedad y aparente vacuidad del desierto con la irregular línea costera para crear escenarios de gran belleza y atractivo para los caminantes. Uno de ellos es, sin duda, el desierto de Paracas (aproximadamente 250 km al sur de Lima). Planicies de salitre amarillo, dunas de fina arena, acantilados erosionados por el viento y un mar extraordinariamente rico se suman a las enormes concentraciones de aves acuáticas y lobos marinos para crear un ambiente único en la costa peruana.

La península y bahía de Paracas es atravesada por infinidad de trochas carrozables, muchas de las cuales constituyen circuitos de trekking de primera calidad. En el extremo norte se encuentran Bayóvar y sus playas vírgenes, tesoro natural del departamento de Piura. Quebradas profundas, labradas por ríos fantasmas que reviven cada cincuenta años para modelar el paisaje con violencia feroz; bosques de retorcidos algarrobos; bandadas de aves migratorias y un desierto donde el viento impera, son algunos de sus atractivos más singulares.

Al otro lado de los Andes, en las abruptas pendientes que miran al este, bañada por las constantes lluvias provenientes de la llanura amazónica, se extiende la ceja de montaña. Este territorio de bosques impenetrables, considerado uno de los últimos refugios de una particular flora silvestre (orquídeas, bromelias y helechos arbóreos) y de especies animales únicas y en peligro de extinción (oso andino, el venado enano y el mono choro de cola amarilla), formó parte del extenso e intrincado sistema de caminos precolombinos que unían la sierra con la selva peruana como el parque nacional del manu, tambopata candamo y sandoval lake reserva.

Una de estas rutas es la que conduce a la fortaleza de Kuélap, enclave de los sachapuyas en la selva amazonense, conocida por sus espectaculares murallas de piedra caliza construidas para resguardar la ciudadela ubicada sobre una cresta rocosa a 3 000 msnm. Kuélap constituye el atractivo arqueológico más importante de todo el nororiente peruano, y consta de dos gigantescas plataformas superpuestas sobre las cuales se erige un bello centro poblado. Las dimensiones (584 x 110 metros) y características de este sitio lo hacen comparable a Sacsayhuaman la gran fortaleza inca y Machu Picchu la ciudadela majestuosa, en el Cusco. Para llegar a Kuélap se recomienda volar a Chachapoyas (50 minutos desde Lima, es necesario contratar vuelos especiales porque no hay vuelos comerciales), pues por tierra toma una jornada completa de manejo desde Chiclayo, ubicada a 750 km de Lima. De Chachapoyas se conduce a Tingo, en el Valle de Utcubamba, y luego se asciende por una carretera afirmada de 7 km hasta la fortaleza.

Otras rutas de interés en los Andes orientales son los caminos que descienden hacia el este del Cusco y Puno y constituyen circuitos espectaculares y poco conocidos para los aficionados al trekking.